Ads 468x60px

21 de mayo de 2012

Por fin un hogar!! (Bell)

    -Anda, sisar, apúrate ya -arrastraba a una muy dormida Savy.
    -Pero si no he dormido casi nada y tú me traes a ver cualquier cosa. Sabes que mi cerebro no funciona hasta después del medio día - Refunfuñaba así desde que la desperté hacía cuarenta minutos.
    -Tenemos que conseguir un piso cuanto antes y lo sabes. -No sabía cuantas veces había repetido esa frase en este tiempo, pero como siempre caía en oídos sordos.
    -¿Y eso no puede esperar hasta después de las las doce del día? -gritaba mi morena hermana, haciendo aspavientos con los brazos.
    -No hagas escenas, sisar. -La miré con dureza, ese momento era su llamada para advertirle que me estaba molestando más de la cuenta.

    Con brazos cruzados y haciendo un mohín se calló mi pequeña hermana, mientras yo observaba todo a mi alrededor, eso de vivir en estado de paranoia ya se había hecho parte de mí. Caminamos una cuadra más allá del metro y la dirección que buscaba apareció ante nosotras. El lugar era perfecto, los accesos estaban bien y había buenos lugares alrededor para perdernos si algo se presentaba de improviso y podíamos vivir un buen tiempo sin tener que correr tanto. En la entrada de un conjunto de departamentos se encontraba una señorita con traje sastre color gris oscuro, una camisa blanca acompañaba el conjunto y un apretado moño en la cima de su cabeza. Una falsa sonrisa de vendedora se instaló en su cara cuando nos vio acercarnos.


    -¿Samantha Roberts? -La mujer se acercó estirando la mano a modo de saludo. El nombre que había inventado según nuestros pasaportes falsos que habíamos sacado en Alemania la última vez me sonó extraño por un momento, pero después del impacto levanté la mano y la saludé dándole una sonrisa mientras asentía-. Pasen, pasen... -Giró y abrió la puerta de entrada al edificio mientras se quedaba deteniendo la puerta para que nosotras entráramos. Savy no había dicho una palabra pero su expresión había cambiado a curiosidad-. Estoy segura de que les encantará el departamento, tiene negocios alrededor así que no se apartarán mucho de la zona, exactamente lo que usted solicitó, señorita Roberts. Es una zona maravillosa…
     La mujer hablaba y hablaba, mi cerebro se bloqueó a la mitad de lo que decía. Fue cuando mi sisar me jaló un poco del brazo que tomé conciencia de que me hablaba.
    -Pss… sisar, yo creo que la mujer necesita aire porque se está poniendo azul -susurró mientras se pegaba más a mi oído. Giré un poco la cabeza para ver su expresión y ver si bromeaba o no, y sus ojos muy abiertos me dijeron que estaba hablando en serio. Volví mi vista a la agente y no vi nada raro, pero su parloteo seguía y seguía.

    El lugar era perfecto para las dos, las habitaciones eran espaciosas con un baño completo en cada una, lo demás era cómodo, pero lo mejor era la cocina, ¡era mi sueño para cocinar! Ya me veía haciendo mis comidas favoritas y en la barra comiendo helado mientras mirábamos tv. Mi mente giraba en lo que podría hacer en los siguientes meses sintiendo que vivía una vida normal, una sonrisa soñadora se instaló en mi cara y sin dejar que la agente terminara de hablar le dije con firmeza que hiciera el contrato por un año. Tal vez no nos quedáramos tanto tiempo, pero era mejor no tener que hacer el papeleo de nuevo próximamente.

    -Muy bien, señorita Roberts. Le mandaré las copias de los papeles mañana temprano para la firma de alquiler -dijo muy emocionada la mujer mientras guardaba los papeles del contrato. Savy caminaba de una habitación a otra, seguramente haciendo planes de lo que se debería comprar.
    -Me parece bien. ¿Así que hoy mismo podemos quedarnos ya aquí?
    -Por supuesto, aquí esta la llave de la entrada del edificio, del departamento y de la bodega que está en el sótano. -Me dio un juego de llaves, después revisaría esa bodega, podría ser bueno tener eso por ahí.
    -Muchas gracias, señora Livingston, por su amabilidad. -Le extendí la mano mientras ya me dirigía a la entrada, la quería fuera y poder disfrutar de lo que sería nuestro hogar en los próximos meses. Cuando cerré la puerta me giré a mirar a mi sisar.
    -Creo que tenemos que ir de compras, sisar, porque necesitamos muchas cosas para decorar esto. -Su mirada emocionada me hizo sonreír.
    Simplemente suspiré y me preparé para un día de tiendas a su lado.





2 personas no pudieron evitar espiarnos y decir::

Leny dijo...

Por que tan corto?????
ademas de eso... esta geniiial!!!!
que felicidad!

a quien "presiono" ahora para que suba??

Clyo dijo...

Siii porque tan cortoo!!!!??? porque??!!!
Estuvo bueno!!! :D
Pero corto u.u
Si no me equivoco, ahora le toca a Savy no?? vamos!!! publica pronto por favor!! *-*

Besoos!

Publicar un comentario